Search form

"Don Gabriel" cuenta con la CajaVecina número 10 mil

Subgerencia de Comunicaciones

, Sep 29, 2013. 15:00

El 17 de enero pasado el Presidente Sebastián Piñera, en compañía de la máxima autoridad de BancoEstado, Segismundo Schulling-Zeuthen, entraron al kiosco "Don Gabriel" en el balneario de Algarrobo para conmemorar que ahí se había instalado la CajaVecina número 10 mil, consolidando un modelo que permite realizar transacciones en cualquier lugar.

Fue en septiembre de 2012 que en su negocio de la Avenida Mirasol, en donde vende diarios, confites, bebidas y otros comestibles, comenzó a funcionar la primera CajaVecina del lugar en el kiosco "Don Gabriel", en ella ahora todos los vecinos realizan trámites en forma segura y eficiente. "La gente de Algarrobo ahora puede hacer todos sus trámites acá, ya no tienen que ir a otras ciudades a pagar cuentas, consultar sus saldos, retirar dinero y hacer depósitos. Esto me ha permitido ofrecer una mejor calidad de servicio", relata con orgullo Gabriel Viveros. 
 


Y tan buena ha sido la atención en su kiosco, que durante el verano tuvo más afluencia de público que nunca. Algo que no hubiera imaginado cuando llegó hace nueve años, proveniente de su natal Nacimiento en la VIII Región, a Algarrobo con su familia. "Vine de paso a conocer, me gustó mucho y me quedé. Ahí instalé este local, ¡donde al principio tenía todos los estantes vacíos!", asegura. 

Gracias al esfuerzo y buen manejo de su negocio, Gabriel ha podido sacar adelante a su familia y hoy tiene dos hijos, de 18 y 20 años, estudiando auditoría e ingeniería civil en la Universidad Católica de Valparaíso respectivamente, algo que lo llena de satisfacción.

BancoEstado: un gran aliado para conseguir sus metas

Además de ser cliente de la enrtidad financiera como operador de CajaVecina, Gabriel ha solicitado dos créditos al área de microempresas, por los que paga pequeñas cuotas que le han permitido dar fuerza a su negocio. "El Banco ha sido como mi brazo derecho, una ayuda que siempre ha estado ahí cuando la he necesitado. Mi relación con la ejecutiva que me atiende es excelente. Hablo mucho con ella y me explica las cosas como a un niño chico", confiesa entre risas. 

Alejandra Cueto, ejecutiva de Gabriel, está muy orgullosa de su cliente, con quien tiene una excelente relación. “He tenido la oportunidad de conocer su negocio, a su familia y su linda historia. Don Gabriel es una persona súper fácil y de muy buen trato, cordial, amable y abierto”, asegura. Ella también estuvo presente en el acto de conmemoración de la caja vecina número 10 mil, en donde lo apoyó entusiasmada. "Él está muy contento de poder darle a sus clientes un servicio adicional y que no tengan que ir a otras partes a hacer sus trámites bancarios", agrega. 

En cuanto al futuro, Gabriel no se queda corto en sueños. En lo personal, le gustaría comprarse un departamento en Valparaíso para no seguir pagando arriendo por el lugar en donde viven sus hijos, ahorrarse esa plata y tener algo propio. Y en lo profesional, ahí sí que piensa en grande. "Me gustaría tener mi propio ServiEstado, en donde trabajen varias personas. Ya incluso he visto el lugar físico donde podría instalarse. Pero es sólo un proyecto, en realidad un gran sueño", concluye.